.Arqueologia Prohibida.Buscando una Verdad

Arqueologia Prohibida,Buscando una Verdad

Arqueologia Prohibida,Buscando una Verdad

Arqueologia prohibida.Buscando una Verdad.

Me llamo Miguel Angel Jimenez

Me dirijo a todo tipo de público interesado, para comentar que acabo de escribir un libro sobre la arqueología prohibida e historia más perdida y olvidada de nuestra humanidad,

El libro se llama “Buscando una verdad” y cuenta con unas 452 páginas, tratando de temas tan interesantes como:

 

 

De la posible existencia, en nuestro más remoto pasado, de una o varias civilizaciones tan avanzadas o más que la nuestra, con increíbles facultades y altos conocimientos tecnológicos; además de matemáticos, astronómicos, astrológicos, geólogos, físicos, químicos y otros tantos atribuidos a las diversas ramas de nuestra ciencia moderna; unas arcaicas civilizaciones, capaces a la vez, de trabajar y fundir los más duros metales en plena Edad de piedra, y de crear aparatos, mecanismos, artilugios y herramientas tan complejas y revolucionarias como las existentes en nuestro mundo cotidiano, las cuales han logrado sobrevivir al paso de miles de años y que hoy conocemos como Ooparts (artefactos u objetos fuera de tiempo o de lugar); incluso también pudieron ser capaces de utilizar o manejar diferentes fuentes de energía extraídas de la naturaleza; como hacemos hoy por hoy también nosotros; valiéndose asimismo de la electricidad, la energía eólica, la hidráulica, la nuclear o atómica, gas natural, petróleo, carbón, etc.; dichas avanzadas civilizaciones antediluvianas, que sin duda alguna, fueron las auténticas y verdaderas constructoras o creadoras de tantos y tan colosales monumentos megalíticos y edificaciones ciclópeas, encontradas o situadas, en los rincones más inusuales y complicados de nuestro planeta:

 

– Bajo los océanos y mares: Yonaguni (Japón); Dwarka y otras ciudades submarinas situadas cerca de las costas de La India; Heraklion, Kekova, Malta, Gozo, Pavlopetri, Alejandría y otras muchas ciudades sumergidas bajo las aguas del Mar Mediterráneo; las pirámides y edificaciones sumergidas en el Caribe entre la isla de Cuba y la península de Yucatán (México); el camino o carretera de Bimini (Bahamas); la situada bajo las aguas del lago Atitlan conocida como Samabaj (Guatemala); la situada bajo las aguas del Lago Titicaca, en Perú y Bolivia, etc.

 

– En valles, llanuras y mesetas perdidas en medio de áridos y calurosos desiertos casi inhabitables: Gizeh (Egipto), Meroe (Sudan); Baalbek (Líbano), Gobekli Tepe (Turquía), Petra (Jordania), Madain Saleh (Norte de Arabia Saudí) y otras muchas zonas del Medio Oriente; Mohenjo Daro y Harappa (Pakistán); Bandiagara y Tombuctú (Mali); Awatovi (Arizona-EEUU), o la situadas en el estado de Nuevo México y en el gran Cañón del Colorado (EEUU); Khara-Khota (desierto de Gobi-Mongolia); Caral (Perú); Geoglifos y Petroglifos de Nazca y Palpa (Perú), Atacama (Chile), Tassili (Argelia); asimismo también; Dólmenes, Menhires, Crómlechs, Túmulos y círculos de piedra encontrados en la Pampa y Patagonia Argentina; etc.

 

– En bosques, junglas y selvas casi impenetrables: Angkor Wat (Camboya), Ayutthaya y Sukhothai (Tailandia), Vijayanagara (India), Borobudur (Indonesia), Copan (Honduras), Tikal (Guatemala); Chichen Itza, Palenque, Teotihuacán, Tenostitlan (México); Paratoari y Paititi (situadas en la profundidad de la selva amazónica, dentro de las fronteras entre Perú y Brasil); Akakor (región del Acre-Brasil), etc.

 

– En mesetas, altiplanos y cumbres situadas o localizadas sobre o entre extensas y amplias cordilleras o cadenas montañosas de gran altura como los Andes: Tiahuanacu y Puma Punku (Bolivia); Machu Picchu, Sacsayhuaman, Ollantaytambo, Kuelap, Hayu Marka, Marcahuasi (Perú); o el Himalaya: Lhasa y Guge (Tíbet); Kalapa (Bután), Patán (Nepal), etc.

 

– En pequeñas islas remotas y alejadas del resto del mundo, a veces por miles de kilómetros: Ahu Vinapu y los gigantescos Moais de la Isla de Pascua; Nan Madol en la isla de Pohnpei; estructuras misteriosas y enigmáticas en las islas de Tonga, Samoa, Hawái y muchas otras islas de Oceanía; pirámides de Guimar en Tenerife (Archipiélago de las Islas Canarias-España); pirámides de Constanza en República dominicana, etc.

 

– Incluso bajo tierra, interminables túneles artificiales y ciudades subterráneas sin duda creadas por el hombre antiguo antediluviano, como una especie de bunkers del pasado, tal vez para protegerse de alguien o de algo, quizá de algún brusco cambio climático que se avecinaba en el horizonte, posiblemente provocado por la subida repentina de las temperaturas del planeta, al final de la era glacial pleistocena y el consecuente derretimiento de grandes masas de hielo y nieve que cubrían hasta entonces gran parte de la tierra, y que como consecuencia, dieron paso a un gran diluvio o inundación global, que subió drásticamente, el nivel de las aguas de mares y océanos, y provoco grandes desastres naturales a modo de tsunamis, que atacaron todas las costas y territorios hoy tristemente sumergidos y olvidados, sembrando el terror y el pánico entre los ciudadanos o pobladores de estos mismos lugares; algunas de las numerosas ciudades subterráneas; como la situada en la Capadocia Turca, conocida como Derinkuyu; o la situada en Ecuador, conocida como Cueva de los Tayos, entre muchas otras esparcidas por todo el mundo.

 

Habla de los posibles continentes perdidos de la antigüedad (Hiperbórea, Lemuria, Mu, Sunda, Beringia, Atlántida, Pangea, Gondwana, Laurasia, Kerguelen, Mauritia, etc.).

Habla de la posibilidad de la existencia de especies de homínidos gigantes o seres humanos de 3,5 y hasta 7 metros de altura, en una época antediluviana,

Habla de la megafauna (Mamuts, Smilodontes o dientes de sable, Mastodontes, Paleomastodontes, Gliptodonte, Rinocerontes lanudos, Osos de las cavernas, Perezosos gigantes, etc); además de animales invertebrados (moluscos, artrópodos, anélidos, celentéreos, equinodermos, etc.), asimismo de otros seres vivos vertebrados; como los peces, reptiles, anfibios y aves gigantescas, que convivieron con nuestros primeros antepasados homínidos.

De los incontables, bruscos y apocalípticos cambios climáticos sucedidos o acontecidos a lo largo de las diferentes eras y periodos geológicos, y que han sido los más firmes y devastadores protagonistas, de todas las extinciones masivas ocurridas (tanto de animales como de vegetales), que se han dado lugar dentro de la historia de nuestro planeta.

De los diversos periodos glaciares e interglaciares, sucedidos durante el primer periodo Pleistoceno de la era Cuaternaria o Neozoica; y lo que afectaron de algún modo u otro, a la supervivencia de nuestros primeros antepasados antediluvianos.

De la evolución de los primeros homos y homínidos, a partir de alguna especie o raza ancestral de primate prosimio hominoideo (a su vez antecesor o rama común, de los primeros simios o monos que, por otro lado, aparecieron o se desarrollaron paralelamente a nuestros primeros antepasados, durante los diferentes periodos de la era Cenozoica o Terciaria-Era de los Mamíferos) y a través de un proceso que sin duda duraría millones de años, aproximadamente desde el periodo Mioceno Inferior, pasando por diferentes y posteriores procesos, transformaciones o sucesiones de cambios morfológicos hasta llegar hasta lo que hoy somos (Australopitecos, Paranthropus, Sinanthropus, Homo Habilis, Homo Erectus o Pitecántropus, Homo Ergaster, Homo Rudolfensis, Homo Rhodesiensis, Homo Antecessor, Homo Heidelbergensis, Homo Floresiensis, Homo Neanderthalensis, Homo Sapiens Sapiens, etc.).

De las coincidencias en numerosos libros sagrados (Biblia, Corán, Antiguo Testamento, Tora, Mahabarata, Ramayana, Vedas, Epopeya de Gilgamesh, Libro de Enoc, Popol Vuh, etc), además de en diversos relatos en forma de mitos, leyendas, creencias y tradiciones ancestrales; transmitidas oralmente con el paso de los años de generación en generación, de abuelos a nietos, de padres a hijos, por diversos pueblos nativos, comunidades, etnias, culturas o tribus indígenas y primitivas como los Hopis, Navajos, Aymaras, Quechuas, Mayas, Aztecas, Incas, Toltecas, Olmecas, Mapuches, tribus amazónicas, Samoanos, Hawaianos, Maoríes, aborígenes Australianos, Polinésicos, Pascuenses, Griegos, Hindúes, Tibetanos, Mongoles, Chinos, Japoneses, Filipinos, Indonesios, Indochinos, Siberianos, Escandinavos, Dogones y otros muchos pueblos africanos, etc.), en ciertos acontecimientos sucedidos en nuestro pasado olvidado; los cuales recordaban a estas civilizaciones avanzadas; como los dioses, ángeles, demonios o espíritus blancos malignos; descritos por sus primeros ancestros o antepasados; como hombres muy sabios, robustos y de gran altitud, de piel muy blanca o clara, cabellos castaños, rubios o pelirrojos, ojos azules o verdosos, barbudos y con otras muchas características o rasgos propios de los caucásicos o europeos; y que convivieron con ellos durante miles de años, antes de que ocurriera el último gran desastre natural o cambio climático; hace entre unos 11.800 y 12.500 años atrás; que borro a casi todos ellos, de la faz de la tierra, dejando quizá unos pocos supervivientes de aquellas avanzadas y eruditas civilizaciones (Viracocha, Quetzalcóatl, Kukulkan, Tot y otros muchos dioses y divinidades del antiguo Egipto, La India, China, Japón, Mesopotamia, Babilonia, Sumeria, Grecia, Roma, Escandinavia, Fenicia, Asiria, Persia, etc.) que mantuvieron y afianzaron mucho más aun el mito.

Habla también de la época colonial, de cómo el cristianismo por medio de las cruzadas y de la santa inquisición, fue barriendo casi todas las pruebas de ese perdido pasado; a lo largo de su transcurso o trayecto demoledor, por toda Europa, América, Asia, África y Oceanía; por considerarlo como algo pagano, hereje y en contra de las creencias de su iglesia.

Habla de la insólita, extraña y exótica fauna y flora que solo se encuentra en lugares como Australia y Oceanía, Madagascar, Indonesia, etc y que ha evolucionado de una manera totalmente ajena y paralela al resto de especies del planeta, creando un mundo totalmente diferente y aislado (Lemúridos, Tarsios o Tarseros, Marsupiales, Monotremas o mamíferos ovíparos, reptiles vivíparos, peces pulmonares, aves de características y colores realmente exuberantes y llamativos, etc.).https://www.facebook.com/profile.php?id=1169893317

 

Comenta con tu cuenta en Facebook

Deja un comentario